APOLO XI PROYECTO LUNAR; Si Planificas llegar, Planifica Salir.

El 16 de julio de 1969, a las 10:32, el Apolo XI  partió de Cabo Kennedy hacia La Luna. Sólo cinco días después, ya de madrugada, Armstrong pisaba por primera vez La Luna mientras pronunciaba su famosa frase “ Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la Humanidad”.

Fue John F. Kennedy, el 25 de mayo de 1961, el que  pronunció ante el Congreso de Estados Unidos las siguientes palabras:”Creo que esta nación debe proponerse la meta, antes de que esta década termine, de que el hombre pise
La Luna y vuelva a salvo a La Tierra”.

Nadie puede imaginar que un proyecto como éste, no contemplara el regreso de los hombres a La Tierra, un proyecto que costó desarrollar 8 años, y en el que se invirtió mucho más que dinero; se convirtió en un gran desafío para toda una Nación. 


¿Cuantas empresas son un gran desafío para las personas que las emprenden?

¿Cuanto dinero e ilusión se invierte en ellas?

No conozco ningún  plan de negocios que nos hable explícitamente de volver sanos y salvos a la Tierra. Un proyecto empresarial es como cuando nos vamos de viaje por vacaciones, analizamos el destino, nos ilusionamos, buscamos la forma de llegar, las formas de estar y también planificamos las formas de regresar. No tendría que realizarse ningún Business Plan, sin tener incluido explícitamente como hemos planificado nuestra salida en función de diferentes circunstancias hipotéticas que se nos puedan dar.

Estamos acostumbrados a estudiar y preparar nuestro proyecto, analizando los datos desde la perspectiva estática de los mismos,  los datos que plasmamos en
nuestra visión del marketing a aplicar para alcanzar a nuestro público objetivo, o los mismos que utilizamos para anticipar cifras que puedan darnos una previsión económica, no dejan de ser estimaciones estáticas, que pueden sufrir infinitas mutaciones y plantearnos escenarios de los más inesperado.

Creo que fue Keynes el que dijo que cuando estamos esperando lo inesperado, nos sucede lo imprevisible o viceversa.

Es ahora cuando más evidente se hace esta reflexión, es ahora cuando nos hemos dado cuenta que de verdad pueden suceder cambios bruscos en nuestra trayectoria, y es ahora cuando nos tiene que quedar claro, que ya nunca más debemos de planificar ningún proyecto empresarial  sin tener en cuenta esto.

Por lo tanto” si  planificamos nuestra entrada, planifiquemos nuestra salida”.

Un Plan de Empresa, debe de servir para estudiar la viabilidad de una idea, y además darnos una visión de nuestro negocio tanto en el corto como en el largo plazo, pero puede suceder que los datos que empleemos y que las previsiones que hagamos sencillamente no sucedan. No pasa nada, muchos proyectos fracasan y es muy complicado preverlo. Lo más grave no es esto, sino, que esto no se tuvo en cuenta, y por tanto, no se planificó la salida ordenada del negocio.

Pero para mi la función más importante de este capitulo en un plan de negocio, no está, en que finalmente esta planificación nos sea útil y nos permita no tener más problemas de los necesarios a la hora de salir, la función más importante se va a desempeñar en el día a día de las empresas que van muy bien, ya que muchas empresas no tienen en cuenta esta función para concluir los resultados finales de un periodo, y por tanto creen que su situación patrimonial es mejor de lo que en realidad es.

La Búsqueda del Neto Patrimonial Real. No solemos buscar este dato, que  nos lo da el Balance, pero el balance no contempla detalles dignos de aprovisionar, como son: la provisión para despidos imprevistos, y la provisión para la liquidación de existencias en situaciones imprevistas. Por lo tanto ese dato no es el del Patrimonio Neto Real (es el Patrimonio Neto Contable), ya que este debería ser calculado utilizando la variable tiempo. Este dato será en Patrimonio Neto Real.

Es duro mirar a la empresa, y tener que contemplar estos temas, pero es fundamental. Un empresario estratégicamente tiene que saber en todo momento que coste económico puede tener la inesperada situación que le lleve a tener que: liquidar existencias al 30% de su valor contable, invertir un 5% de su facturación en despidos e invertir 3% más en la financiación de su pasivo por culpa de una subida de los tipos de interés. Esto es estrategia y vale para que
cuando miremos los datos positivos de un año bueno, no creamos que son en si
mismos ciertos, ya que la falta de visión de conjunto lo impide (variable
tiempo
).

¿Qué sucede si mi negocio no tiene continuidad, qué sucede si mi negocio, depende tanto de mí, que si me jubilo o sencillamente quiero realizar otros proyectos en mi vida no lo puedo continuar?, esto también puede pasar. Tenemos que saber que cerrar una empresa cuesta mucho dinero y tiempo, y no siempre es fácil. Contemplar con la máxima amplitud las cosas nos permite estar más acertados en la toma de decisiones.

Creo que hay que subrayar ideas, en nuestra libreta de notas, y crecer con ellas:

1)   Dedicar un capitulo de nuestro plan  de negocio a  las estrategias de  salida.

2)  Intentar aprovisionar ficticiamente, en el presupuesto anual, una partida para estas posibles incidencias.

3)  Pensar siempre que algún día, el negocio, puede tener que ser cerrado.

4)  Cuidar las decisiones de gastos,  nueva  perspectiva para mirar los resultados.

5)  “Repensar” mucho las apuestas de inversión.

6)  Vigilar nuestras existencias, ya que su valor puede ser muy volátil.

7)  Cuidar mucho los tipos de contrato y la rigidez de nuestras plantillas.

8)  Estar Activo, Estar Alerta.

9)  Pensar que la historia se escribe cada día, y cada día es diferente, y las cosas pueden cambiar, y mucho.

Uno de los Economistas más Interesantes de la Historia; Joseph Schumpeter decía: “Que el éxito económico se derivaba de vendavales de destrucción creativos”.

Nada es Inimaginable, piensa en eso, piensa en todo, en definitiva el único objetivo que perseguía era hacerte PENSAR, ahora corre, toca el claxon y sigue creyendo en ti y en tus proyectos.

19 de Septiembre de 2011, José Pascual Ñiguez Ponce.

About José Ñíguez

Apasionado por la Gestión Empresarial. Emprendedor y Consultor en Estrategia Económica y de Organización.

One Response to APOLO XI PROYECTO LUNAR; Si Planificas llegar, Planifica Salir.

  1. molusco 19/09/2011 at 16:37 #

    Qué bueno eso de dedicar un capitulo de nuestro plan de negocio a las estrategias de salida. Creo que nos cuesta hacerlo, pero no por ahorrarnos el trabajo, sino por miedo psicológico a que ese tiempo y esa dedicación pueda condicionar la motivación para luchar contra ello. Probablemente un gran error, ya que esa reflexión es seguro que aportará ideas y valor al propio plan.

Leave a Reply