Germán Bernácer, un importante gran desconocido.

 

Es considerado  uno de los economistas más deslumbrantes y a su vez una de las personas que más ha aportado a la evolución del pensamiento económico . Adquiriendo no solo una gran relevancia en España, sino que el alcance de sus investigaciones fueron de tanta envergadura que llegaron a inspirar de forma destacada a economistas de la talla de D.H. Robertson.

German Bernácer Tormo nació en Alicante, un 29 de junio de 1883 coincidiendo con la muerte de Carlox Marx y el nacimiento de Keynes y Schumpeter.

Afincado en una familia tradicionalmente valenciana Don Germán fue adoptando de forma progresiva una serie de características que de inmediato confirmaría que probablemente su calidad humana sería tanto o más importante que toda su aportación al mundo de la ciencia. Una de las facetas de su personalidad que conservaría toda su vida casi de forma obsesiva era el gusto por la tranquilidad del campo y la naturaleza, aficionado a nadar, a observar el cielo en las noches claras y a tomar durante largas horas, baños de sol. Germán, además, sentía una gran identificación con su tierra que condicionaría de forma agradable la costumbre de hablar en valenciano entre los suyos.

Se puede decir que en la Escuela Superior de Comercio de Alicante (actual E.U.C.E. Germán Bernácer) apadrino a German Bernácer con catorce años de edad, ya que fue ahí donde comenzó sus estudios superiores, que además más tarde le brindaría la posibilidad de incorporarse como profesor.

Concluidos sus estudios mercantiles, obtuvo el 18 de julio de 1901 el título de Perito Mercantil, con la calificación de sobresaliente, accediendo el 1 de octubre del mismo año al profesorado con idéntica calificación.

Como dice el profesor, Manuel Oliver Narbona: ” la actividad de Germán en la escuela se centra en dos especialidades: por un lado las matemáticas denominadas científicas, que requerían conocimientos matemáticos, físicos, químicos y de ciencias de la naturaleza, así como practicas de laboratorio, y por otro lado, los idiomas modernos”.

Estableciendo un nexo entre la escuela de comercio y la cámara de comercio, mediante el laboratorio de la escuela donde se realizaban análisis de mercancías. “Ambas especialidades tendrán unos efectos determinantes en sus conocimientos economicos posteriores, favoreciendo los idiomas, tanto la posibilidad de viajar al extranjero como la lectura de autores de otros paises, y, su formación cientifico-tecnica, la formulación de teorías abstractas y la definición de su aplicabilidad concreta, como serán la ecuación fundamental del valor de la moneda, la estructura de la masa monetaria, el indice ideal de precios o la reforma de los fondos”

Uno de sus sueños sería la obtención de una Cátedra de tecnología Industrial, pero tenía un problema, de esta cátedra solo le interesaba una plaza vacante de Alicante, ya que las dificultades familiares le impedían en esos momentos desplazarse por España, por tanto su planteamiento era que sólo podía elegir si terminaba le oposición con la mejor nota. Sus esfuerzos se vieron recompensados y en las oposiciones realizadas entre abril y mayo de 1905, consigue acceder, con el número uno, siendo nombrado catedrático numérico de Tecnología Industrial de la Escuela Superior de Alicante.

En la Escuela , Germán Bernácer dedicó parte de sus esfuerzos a la publicación de libros y artículos, por un lado los de ayuda al estudiante mercantil, y por otro lado los de temas económicos. Como menciona su expediente en 1906-7, se publica su tratado de tecnología industrial, denominado industrias de la alimentación e industrias afines, siendo este un manual para estudiantes de Escuelas de Comercio, sacando años después otros dos tomos, titulados Ensayo y Valoración de productos comerciales, I y II (1935-36).

En septiembre de 1911, y por motivos académicos, “le conceden una pensión por ocho meses para el estudio de Ciencias Tecnológicas en Bélgica, Alemania, Italia, Suiza y Holanda”. Con 33 años, hace aparición su obra “Sociedad y Felicidad”, que sin ser una obra de gran acogida, su contenido no deja de ser interesante. Siendo principalmente el aspecto social al que más hace referencia, dentro de la realidad Española.

Pero su dedicación a los temas económicos empiezan poco tiempo después. La Revista Nacional de Economía, le publica en 1919 “la moneda y las cuestiones sociales”, al que seguirán, en 1921: “Dos cuestiones de actividad: La Ley del Banco y el Arancel” y  “El problema monetario”. Posteriormente, entra a formar parte del comité de redacción de la revista, Ateneo Literario, científico y artístico de Alicante. Primero como secretario y después como vicepresidente.

 

En 1926 contraera matrimonio con doña María Guardiola, mujer que sería determinante en su vida tanto para su evolución personal como académica.

Fue nombrado secretario de la Camara de Comercio, Industria y Navegación de Alicante, en 1928, llevando durante algo más de tres años, este cargo con sus clases en la Escuela de Comercio. Sobre 1930 se crea, por vez primera en España, el servicio de estudios del Banco de España, participando directamente en su  creación Germán, y ocupando el puesto de directivo. Pero todavía no se ha publicado ningún trabajo en el que trate de formar objetiva y razonada la posible influencia de los informes de Bernacer en la política económica del Banco de España.

A finales del verano de 1932, y tras presentarse a la oposición correspondiente accede a la cátedra de Fisica y Quimica de la Escuela Central Superior de Madrid, siendo nombrado por R.O. de 12 de noviembre del mismo año,  cesando en Alicante y pasando a tomar posesión seguidamente en Madrid. Los años de la Guerra Civil, marcaría un antes y un después en la vida de Don Germán, por un lado quedaría profundamente afectado por la trágica desaparición de su hermano Julio en el 36, pero tampoco podría seguir sus clases en la Escuela de Comercio; el servicio de Estudios tiene que seguir al Gobierno Republicano en sus traslados, primero a Valencia y posteriormente a Barcelona. Además teniendo que estar siempre separado de su familia, ya que su mujer e hijos vivían en Alicante.

 

Como la mayoría  de los que estuvieron en la España Republicana, German Bernácer tuvo que sufrir ciertas persecuciones por parte de los vencedores; los buenos avales de sus amigos, le salvan en primera instancia, de mayores represalias, consiguiendo que permaneciera en el servicio de estudios, aunque sin reconocerle plenamente.

La situación de Bernacer en el Banco de España, ya no sería nunca como antes de la guerra civil; no deja de ser curioso que precisamente a partir de esa fecha, se produce el reconocimiento de su valía en el extranjero y comienza, además, la época de sus mayores contribuciones a la economía. Quizas los más difícil de entender, es como una persona así no accediera a la vida universitaria, probablemente no se le tuvo en cuenta como se mereció, pero lo que si esta claro, es lo positivo que hubiera sido su participación en la misma.

Es ahora cuando creo que sería interesante mencionar las teorías más destacadas de la carrera de Bernácer, teorías como la del interés, la critica a la teoría clásica y neoclasica del interés, la teoría de los ciclos económicos, la critica al patrón oro, la definición y funcionamiento de los mercados financieros, la función del consumo y la critica de la ley de SAY , estudios de gran contenido y que según  las investigaciones del profesor José Villacís, representan por lo menos el 70% de las aportaciones de Keynes. Sin olvidar que estas teorías fueron publicadas por Bernacer entre 1916 y 1926, mientras Keynes publicó su teoría general de la ocupación, el interés y el dinero en 1936, diez años después.

Germán Bernácer además criticó a Keynes , de quien dijo que no había entendido parte de sus teorías. Se opuso al economista británico con afirmaciones como que “el ahorro es algo disponible y la inversión es haber dispuesto”,  y que “la inversión es la demanda esperada sobre un equipo de capital”.

Pero la cuestión es si Keynes conocía o no a Bernacer, antes de trabajar sus obras, Robertson admite cierta influencia sobre el libro “Ensayos sobre teoría monetaria de las fluctuaciones”. La realidad es que Keynes fue y es el más laureado mientras que Bernácer no ha sido apenas reconocido. De cualquier forma lo que es cierto es su aportación, y la correspondencia con los mejores economistas del mundo como Hayeck jacques, Aldo Scoto, Emil Kung, Walter Hoffman o D.H. Robertson, entre otros.

En una de las publicaciones editada por el consejo superior de investigaciones científicas, se adjunta las opiniones que mereció para estos economistas “la doctrina funcional del dinero”, de Bernacer, este es un ejemplo:

“Creo deber una excusa a los economistas de habla inglesa por no haber compartido antes con ellos el ensayo del señor Bernácer…Existe la falsa leyenda de que hasta 1930 todos los economistas académicos pensaban y escribían en términos de perfecto equilibrio…si el ensayo de Bernácer hubiera sido más ampliamente conocido de sus colegas, aquel orden de idea no les hubiera resultado tan poco familiar….”

prof. D.H. Robertson, de la Unión de Cambridge en Economía, 1940.

El día 22 de mayo de 1965, junto al mar en playa de San Juan, moría Germán Bernácer.

José Pascual Ñíguez Ponce, 18 de diciembre de 1996, para el periódico la Verdad.

About José Ñíguez

Apasionado por la Gestión Empresarial. Emprendedor y Consultor en Estrategia Económica y de Organización.
No comments yet.

Leave a Reply