El Riesgo de la Financiación Silenciosa.

El riesgo de la financiación silenciosa afecta a todas las empresas, independientemente de su tamaño, y del sector al que se dediquen.                     Es quizás el mayor peligro de insolvencia al que se puede enfrentar una empresa.

Este análisis está escrito desde el máximo respeto a la gestión que llevan a cabo todos los empresarios y emprendedores. Sólo pretende alertar de cosas que nos pueden suceder, sin que ello sirva de crítica a todo un movimiento de personas extraordinarias, que hacen posible con su trabajo y su esfuerzo, la prosperidad de las sociedad tal y como la concebimos hoy en día.

Su principal peligro se debe, fundamentalmente, a que mientras otras medidas y recursos de financiación son planificados desde el principio de cualquier negocio, y digo más, no solo planificados sino sufridos, avalados, y renovados periódicamente, la financiación silenciosa se produce poco a poco, casi sin darnos cuenta, y además como todo lo que no esta planificado, difícilmente esta en nuestros paneles de control, y por tanto se nos puede ir de las manos con mucha facilidad.

La Financiación Silenciosa, esta formada por todos los recursos de financiación que se pueden obtener a través del pasivo de los proveedores. Los proveedores, nos conceden un plazo casi por defecto de pago aplazado, 30días, 60días, 90 días, e incluso y depende del sector mucho más. Esto en el fondo (fondo de maniobra) es un dinero que nos presta el proveedor para que a cambio le vendamos sus productos. De esta manera nos facilitan un plazo para vender, y poder incluso cobrar efectivamente antes el bien.

El Endeudamiento Circulante, esta formado por todas las deudas de una empresa con plazo de vencimiento igual o menor a un año, que deberán financiarse y por tanto pagarse, con el activo circulante.

El Activo Circulante, esta formado por todos los activos: disponibles en efectivo, cajas, bancos, realizables o exigibles también en el corto plazo.

Los procesos naturales de endeudamiento son aquellos que solicitamos a un proveedor de capital, de dinero (el banco). Esto nos permite sin darnos cuenta tener alguien que nos investiga, nos analiza, y nos concede una valoración más o menos científica de nuestra capacidad de devolución del dinero prestado. Es decir nuestra solvencia conocida.

La financiación a través del pasivo de nuestros proveedores tiene su principal riesgo en la falta de sensibilidad del riesgo mismo, ya que se comporta de manera invisible y silenciosa.

Pero este financiación se produce de manera peligrosa en el momento que la empresa entra en etapas más o menos largas de crecimiento. Es en este momento cuando la falta de perspectiva, nos impide ver en los riesgos en el que estamos cayendo, y la disponibilidad de capital fácil en manos de la gestión hace que se disparen los gastos y la inversión, casi de manera automática.

Nos encontramos en tiempos de poco margen comercial, por lo tanto podemos estar trabajando con un margen de intermediación, o con un margen comercial más alto, pero para que pueda valer de ejemplo vamos a imaginar un margen sobre ventas del 25%, ¿Qué significa este margen?, de cada 100euros que facturamos disponemos de un margen bruto de 25 euros, los otros 75 euros como mínimo se tendrán que destinar a pagar a proveedores.

Imaginemos una empresa que facture 100.000€ al mes, dispondrá de un margen bruto de 25.ooo€ para cubrir el resto de sus gastos de gestión y generales, así como de personal. Y tendrá en el plazo comprometido que hacer frente a 75.000€ a proveedores.

Supongamos que tenemos un crédito con nuestros proveedores de 90 días, esto significa, que siempre tendremos 3 meses pendientes de pagar a proveedores, y aquí radica el peligro, ya que cuando nos vayamos a dar cuenta, tendremos 225.000€, pendientes de pagar a corto plazo, ¿pero que sucede?, que muchas veces las expectativas y las ganas de emprender nos llevan a utilizar este flujo de tesorería como fuente de financiación estructural. Y aquí llego el problema, en caso de caída de las ventas, podemos encontrarnos con un problema serio de insolvencia.

Desgraciadamente este endeudamiento no es supervisado y controlado con el rigor que requieren los tiempos, ya que resulta una acción desagradable cuando la pasión del empresario se muestra decidida por emprender y poner el marcha sus sueños.

Para mí es muy importante hacer una distinción entre empresario y emprendedor. El emprendedor debe ser un aprendiz de empresario, alguien que tiene lo necesario para atreverse a comenzar con una actividad catalogada de arriesgada, pero a pesar que se le presuponen los conocimientos para poner en marcha su proyecto con seguridad, desgraciadamente carece de algo vital, la experiencia. La experiencia nos va a aportar la claridad de gestión, y las ideas fundamentales que desarrollarán y garantizarán la posibilidad de hacer posible nuestro proyecto, y convertir un sueño en una empresa.

Desgraciadamente hay empresarios que nunca dejarán de ser emprendedores y por tal motivo, pueden ser altamente vulnerables y fácilmente derribables. Cuando las condiciones económicas sufren cambios radicales y bruscos, como en la actualidad, si no tenemos previamente trabajada y gestionada la empresa como tal, las posibilidades de llevarla a un final no deseado son altas.

Regresando al Concepto de Endeudamiento Circulante, presento algunas, formulas y Ratios que nos pueden ayudar a controlar de manera sencilla, nuestro riesgo de suspensión de pagos, a través de lo que se denomina Fondo de Maniobra.

Formulas:

Etº=AAecptº-APcptº

Etº= Edeudamiento Actualizado a tº.

AAecptº= Actualización de Activo a Corto plazo, a tº

APcptº= Actualización del Pasivo a Corto plazo, a tº

VAN = Q1/(1+K1)+ Q2/(1+K1)*(1+K2)+……….+Qn/(1+K1)*(1+K2)*…(1+Kn).

El VAN, nos permite calcular la actualización de cualquier vencimiento en el tiempo, y realizar un cálculo de su valor en el momento presente, conocido como tº. Para este calculo necesitamos el importe (Q), y el tipo de interés (K).

Ratio de Liquidez o distancia a la suspensión de pagos:

Ratio: Activo Circulante (Disponible+Realizable+Exigible)/Pasivo Circulante.

a) Valor normal, resultado mayor de 1, el fondo de maniobra es positivo.

b) Valor 1, no hay fondo de maniobra, existe el peligro de suspensión de pagos, debido a la falta de liquidez a corto plazo.

c) Valor menor a 1, fondo de maniobra negativos, está en situación técnica de suspensión de pagos.

Si estas definiciones las intentamos explicar con el ejemplo anterior, tendríamos que tener claro, que el fondo de maniobra, supervisado, perseguido y deseado, tendría que aproximarse como mínimo a 1+reservas, uno por el hecho de dividir 225.000€/225.000€, ya que lo lógico es no haber dispuesto mediante anticipo o descuento mas dinero del necesario para cubrir el margen bruto, que por su parte puede tener obligaciones de pago más cortas.

Las empresas suelen caer en la autocomplacencia con mucha facilidad, y se caracterizan fundamentalmente, por la falta de ortodoxia. A la hora de gestionar, miramos hacia otro lado, queremos creer que el endeudamiento que tenemos es el endeudamiento a largo plazo más las obligaciones bancarias a corto.

Tenemos que evitar que las empresas construyan sus cimientos desde la fantasía de aquello que nuestra ilusión nos deja ver. Un buen ejemplo de lo anterior nos aporta la mitología griega, y los cantos de Sirenas de Ulises, en la Odisea. Los cantos eran tan bellos que los marineros eran incapaces de resistirse, y dirigían sus barcos a los acantilados y las rocas de forma que se estrellaban y morían. Ulises, inteligentemente, decidió, ordenar que los hombres se colocarán unos tapones en los oídos y de esta forma evitar quedar seducidos por las Sirenas, ya que en el fondo solo querían buscar su perdición.

Este es un buen ejemplo para darnos cuenta que tenemos que dejar de oír cantos de Sirenas, y dirigir nuestros barcos al mejor puerto.

¿Por qué Vigilar nuestro endeudamiento circulante?

Porque la experiencia demuestra que cuanto más me exijo mejor gestiono.

Porque sólo se pueden detectar gastos innecesarios cuando el listón de la rentabilidad esta perfectamente visible en el día a día, y tengo un presupuesto que controlar.

Porque la vida nos muestra cientos de casos de empresas que por no controlar su financiación han hecho una bola imposible finalmente de digerir.

Para tener de verdad la empresa más competitiva posible.

Para tener perfectamente controlado el escandallo de precio, y por tanto perfectamente visibles todos los costes.

Porque si no detectamos todos los costes, no podemos establecer correctamente los precios de nuestros productos.

Porque el coste de la financiación del circulante, suele ser normalmente mucho más caro que la financiación a largo, y por tanto perdemos posiblemente beneficios objetivos.

Porque la presión de los pagos a corto, impiden normalmente una planificación estratégica correcta.

Porque no debemos financiar dos veces el mismo activo.

10º Y porque tener una empresa no es un juego.

Vigila tu endeudamiento silencioso, no dejes que una falta de control, te dé una visión equivocada de tu negocio, y te impida ver la realidad. Se analítico y nunca des un paso largo, si puedes dar dos cortos.

24 de agosto de 2011, José Pascual Ñiguez Ponce.

About José Ñíguez

Apasionado por la Gestión Empresarial. Emprendedor y Consultor en Estrategia Económica y de Organización.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Enlace Recomendación: El riesgo de la financiación silenciosa. | ingenieros de Andalucía .com - 16/09/2011

    [...] Enlace Recomendación Like this:LikeBe the first to like this post. [...]

Leave a Reply